Estados Unidos posterga nuevamente el ingreso de limones argentinos

Estados Unidos postergó el ingreso de limones argentinos por otros 30 días

El gobierno de los Estados Unidos volvió a extender la supensión del ingreso de limones argentinos

Según informaron desde Washington, la nueva administración "no ha podido revisar la medida" que prohíbe el ingreso de la fruta a ese país.

Fuentes oficiales aclararon a NA que por ahora "no se trata de un plazo de postergación por 30 días como trascendió, sino que consideramos que depende de cuándo pongan en funciones a los responsables del Departamento de Agricultura" y revelaron que no ha habido comunicaciones al respecto ni siquiera "informales".

La autorización de las importaciones de limones del Noroeste Argentino fue publicada por el USDA/APHIS el 23 de diciembre de 2016, en pleno gobierno de Barack Obama, y debía entrar en vigencia el 23 de enero de 2017.

Trump asumió el 20 de enero y las autoridades del USDA decidieron postergar la autorización hasta el próximo 27 de marzo.

La decisión de enero acompañó a otras que usualmente se toman en los cambios de gobierno.

A última hora el ministerio de Agroindustria había enviado alertas a la embajada Argentina en Washington, que conduce Martín Lousteau, con la ilusión de que se de marcha atrás con la resolución pero cuando Cancillería se enteró ya no había tiempo para una reacción oficial.

Dan de alta a menor lesionado en colegio de Monterrey
La Secretaría de Salud y el Gobierno estatal agradecieron el apoyo del personal de salud y administrativo del Hospital Universitario.

Hubo numerosas misiones desde Estados Unidos a las zonas de producción y a las plantas de empaques.

La conclusión fue que los limones producidos en el Noroeste Argentino son seguros desde un punto de vista fitosanitario para ingresar a los Estados Unidos.

La empresa San Miguel, situada en Tucumán, es la mayor exportadora del mundo.

Se prevé que si se levanta la barrera comercial, las exportaciones de limones de Argentina se realizarán durante el verano del hemisferio norte (abril-agosto), cuando la producción estadounidense es muy reducida.

A pesar del fuerte lobby de los productores de limones norteamericanos para evitar el ingreso de los cítricos argentinos, las ventas externas del NOA sirven para complementar la oferta de los Estados Unidos, que incrementa sus importaciones para abastecer el consumo interno. El año pasado, Esetados Unidos importó 84.000 toneladas de limones y Argentina podría enviarle 20.000, valuados en unos 50 millones de dólares.

Ultimas noticias