Nuevo escándalo: partido de Temer, sobornado por carne adulterada

Brasil investiga la venta y exportación de carne adulterada y en mal estado                Sputnik Vitaly Ankov

Brasil investiga la venta y exportación de carne adulterada y en mal estado Sputnik Vitaly Ankov

En frigoríficos de pequeño porte se detectó el uso de "productos cancerígenos para maquillar el aspecto físico del producto averiado, el olor", dijo el comisario Moscardi Grillo en una conferencia de prensa en Curitiba (sur), desde donde se dirigió la operación.

El Banco Central de Brasil anunció hoy el bloqueo de más de 2 millones de reales (unos US$645.000) de las cuentas de 46 personas investigadas en la Operación Carne Débil, lanzada ayer por la Policía Federal y que investiga las irregularidades en el control y comercialización de carnes, informó hoy el ente emisor.

De acuerdo con la Policía, entre los detenidos figuran ejecutivos de la BRF, empresa fabricante de las marcas de carne Sadia y Perdigao, y la JBS, que produce y exporta las marcas Friboi, Swift y Seara.

La Unión Europea (UE) pidió este viernes a Brasil una reunión de emergencia para que el país suramericano esclarezca el caso de carne adulterada destapado por la Policía Federal y que implica a las dos grandes exportadoras, según confirmó a una radio local el ministro de Agricultura, Blairo Maggi.

También modificaban las fechas de vencimiento de los productos e inyectaban agua a la carne para aumentar su peso, entre otras prácticas fraudulentas.

Las ventas externas de esos tres sectores representaron el año pasado el 7,2 % de dicho comercio, con unos 11.600 millones de dólares.

"La investigación deja bien claro que una parte del dinero de las coimas iba para partidos políticos", entre los que estaban el PMDB y el Partido Progresista (PP), también de la base que apoya al Gobierno de Temer, declaró el comisario Mauricio Moscardi.

Esas severas pérdidas fueron calculadas por analistas de la Bolsa de Sao Paulo y se refiere a las empresas JBS, BRF y Marfrig, tres de los gigantes cárnicos de Brasil, cuyas acciones cayeron en picada el viernes tras conocerse la desarticulación de una mafia que se dedicaba a alterar productos vencidos.

"Todas las evaluaciones hechas desde que surgieron las denuncias comprueban que no existe riesgo sanitario", dijo el secretario del Departamento de Defensa Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, Luiz Eduardo Pacifici Rangel.

Según la Policía Federal, el Partido Democrático Brasileño, del presidente Michel Temer, se favoreció de sobornos que pagaba esta mafia de frigoríficos.

Por su parte el partido opositor, Partido de los Trabajadores (PT) solicitará la creación de Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) para investigar corrupción en los permisos sanitarios que habrían permitido que carnes adulteradas se comercializaran dentro y fuera de Brasil.

Ultimas noticias